Jorge Moragas, la mano derecha del presidente del Gobierno, es la pieza clave de los cambios en el PP que, sin embargo, han sido leves. Moragas, hasta ahora más en el Gobierno que en el PP, ha contemplado cómo el resto del partido escuchaba su nombramiento como director de la próxima campaña electoral. Carlos Floriano sale del primer plano, apartado además de su vicesecretaría.