El proceso soberanista ha podido con sus 36 años de matrimonio. Unió rechaza plantear la independencia de Cataluña como única opción. Convergencia les había dado un ultimátum para que cambiaran de parecer.