El ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, no se ha mostrado hoy partidario de la obligatoriedad del calendario de vacunación porque va contra el principio de autonomía del paciente que sobre el que se sustenta el sistema sanitario español.