Con los votos escrutados y las cuentas hechas, 200 mil papeletas menos que hace cuatro años. Aguirre se marchaba casi sola, arropada por unos pocos incondicionales. El PP gana con 21concejales, pero la alcaldía está más difícil que nunca. A Manuela Carmena, los ciudadanos la han puesto como segunda y los pactos la podrían colocar como alcaldesa.Junto a ella, Pablo Iglesias que dice que no comparten siglas pero sí ideas. Mientras el candidato del PSOE manteniendo el tipo, pasa de segunda fuerza, a partido clave con 9 concejales.