Juan Bolívar es el único superviviente del accidente de los espeleólogos españoles en Marruecos, que se ha cobrado la vida de dos personas.