Las tarjetas ‘black’ afectan esta vez a UGT. Uno de sus exmiembros, que a su vez es exdirectivo de Caja Madrid, Rafael Eduardo Torres, ha reconocido ante el juez en la Audiencia Nacional que financió pancartas y carteles para manifestaciones, pero también hoteles y viajes para los miembros de UGT. Torres mantiene su versión: la tarjeta opaca era para gastos de representación tanto personales como del sindicato. De momento, desde Unión General de Trabajadores han enviado un comunicado diciendo que si se ha cometido alguna regularidad devolverá el dinero.