La comisión nacional de los mercados y la competencia multa a las cinco petroleras implicadas con 32 millones de euros. Las peor paradas han sido Cepsa y Repsol. No hay más que darse una vuelta por varias gasolineras de cualquier zona para constatar que los precios están pactados.