Tres delitos electorales para Ricardo Costa, otros tres para Vicente Rambla, 7 años de cárcel y 9 meses para cada uno. Es la petición del fiscal que cree que estuvieron detrás de la financiación irregular en el PP valenciano durante las campañas electorales de 2007 y 2008.