Sonia Castedo, la exalcaldesa de Alicante acusada de tráfico de influencias y prevaricación, ha acudido esta mañana a los juzgados en medio de una gran expectación mediática y ha asegurado que piensa declarar ante el juez y dar explicaciones, aunque ha pedido poder entrar con tranquilidad y sin espectáculo.“No quiero entrar con ningún espectáculo, me gustaría estar tranquila”, ha asegurado. Algo que le han puesto difícil dos vecinos que le han entregado un ramo de flores y han arrojado pétalos de rosa en su camino hacia las puertas del tribunal.