Se le atribuyen siete robos en sucursales bancarias en la costa mediterránea.