"A mí me tomó el pelo". Así de contundente se ha mostrado Arturo Fernández, presidente de los empresarios madrileños, al ser preguntado sobre si a él le engañó el pequeño Nicolás.