El aeropuerto de Castellón fue inaugurado hace cuatro años y desde entonces no había aterrizado ningún avión, era un terreno fantasma. Pero ahora, la empresa gestora ha anunciado que a partir de marzo comenzarán a hacer sus paradas vuelos regulares, aunque se desconocen las rutas de conexión.