La influencia de la familia de Tania Sánchez en el Ayuntamiento de Rivas (Madrid) se encuentra bajo sospecha. La candidata de Izquierda Unida a la Comunidad de Madrid niega sistemáticamente las acusaciones, pero los contratos municipales otorgados a su hermano en el ayuntamiento en el que su padre es concejal desde hace 15 años siguen dando que hablar. Entre 2002 y 2008 se firmaron 14 contratos con AUPA, la empresa de talleres culturales del hermano de Tania, de la que en 2003 pasa a ser administrador único. En ese momento, los contratos suman más de medio millón de euros, y el último, en 2008, se firma siendo Tania Sánchez ya concejala del ayuntamiento.