Toda la noche han estado trabajando los servicios de emergencias para extinguir el fuego que ha arrasado la planta principal de Campofrío en Burgos. Anoche aún quedaban zonas de la fábrica en llamas y en ellas se empleaban los bomberos. Según las primeras hipótesis, un cortocircuito ha podido ser la causa del incendio. La densa humareda obligó, en un principio, al desalojo de dos barrios aledaños a la fábrica de productos cárnicos, pero los vecinos, finalmente, han podido dormir en sus hogares.