El juez Castro deseando avanzar ahora que la resolución de la Audiencia le ha dado un buen empujón. Dice que por fin se ha terminado con una controversia que ya duraba demasiado y por ahora no desvela si aplicará o no la doctrina Botín que evitaría que la Infanta se sentara en el banquillo. Mientras tanto, nada sobre si ella renunciará a sus derechos dinásticos ni al Ducado de Palma. El que tampoco piensa marcharse es el vicealcalde de Valencia, Alfonso Grau. La mano derecha de Rita Barberá, que cuenta con el apoyo del partido, se niega a dimitir, a pesar de haber sido de nuevo imputado en la última resolución.