En Luxemburgo, muchas multinacionales han encontrado un filón para pagar menos impuestos. Empresas que consiguen acuerdos “SECRETOS” a la carta muy favorables. El Gran Ducado tiene un impuesto de sociedades del 29 %, pero algunas firmas llegan a tributar apenas al 1%. Entre las beneficiadas, según publica El Confidencial, están Pepsi, American Tobacco o la propietaria de Standar and Poor's. No hay ninguna firma española. Pero esos ventajosos acuerdos con las multinacionales afectan también a su negocio en nuestro país. La británica Burberry es un claro ejemplo: su negocio en España está registrado a través de dos sociedades en Luxemburgo.