El ministro de Justicia, Rafael catalá, ha hecho referencia a la decisión del Tribunal Constitucional y ha dicho que “el Gobierno presentó en su día un recurso y el viernes pasado una impugnación ante el Tribunal Constitucional porque consideramos que las actuaciones que se venían desarrollando por parte del Gobierno de la Generalitat: la página web, la puesta a disposición de locales, el requerimiento a funcionarios para colaborar tenían una identidad con la consulta suspendida por el Tribunal Constitucional, y hoy el Tribunal Constitucional, en pleno y por unanimidad, ha acordado la aceptación a trámite de esa impugnación y la suspensión, por lo tanto, de las actuaciones”.