Tardó más de 7 semanas en acceder a comparecer, forzado por todos los grupos, incluso CiU.