El president de la Generalitat ha anunciado que su predecesor Jordi Pujol pierde todas las prerrogativas de las que disponía como expresident del Ejecutivo catalán, tras confesar que durante años ocultó en cuentas en el extranjero ingresos procedentes de la herencia de su padre .