El PP y Luis Bárcenas volverán a verse hoy las caras en un juzgado. Esta vez por el famoso despido del ex-tesorero del PP. Bárcenas reclama al partido más de 900.000 euros porque dice que dejó de percibir 42 salarios, además de la liquidación.