Día grande en el Congreso. El hemiciclo estaba repleto esta mañana minutos ante de que diese comienzo el acto de coronación del Rey. Un público expectante para presenciar un momento histórico en el que nadie ha querido soltar el teléfono para tomar la instantánea del recuerdo.