La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se ha defendido de las acusaciones de haber cobrado sobresueldos de hasta 600.000 euros lanzada por la portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Soraya Rodríguez, en la sesión de control al Gobierno de esta tarde.