El momento que durante cinco años familia, amigos y policía esperaban ha podido producirse anoche. Tras tres semanas de búsqueda en una conocida escombrera junto a la pasarela del río Guadalquivir, entre Camas y Sevilla, la policía ha comunicado a la familia que ha podido localizar unos restos óseos que, a la espera de que el análisis forense confirme, pueden ser de Marta del Castillo.