Los ministros de Exteriores de Alemania y España han abogado por una "solución inclusiva" para Ucrania y han subrayado que la Unión Europea y Rusia deben abandonar la "competición" y apostar por la cooperación para alcanzar un acuerdo