El presidente de la CEOE, Joan Rosell, ha pedido a Artur Mas que no exija a los empresarios que se impliquen en su proyecto soberanista: "Para solucionar los problemas no se nos puede pedir a los empresarios que seamos nosotros quienes lo solucionemos, nosotros ya tenemos suficientes problemas", dice Rosell que aconseja a "todos" un diálogo como el de la Transición entre Suárez y Tarradellas.