Cerca de un centenar de inmigrantes subsaharianos han logrado entrar hoy en Melilla tras saltar la valla fronteriza que separa la ciudad autónoma de Marruecos. Se trata de un nuevo salto masivo que ha tenido lugar cerca de las seis de la madrugada. Más de 200 inmigrantes intentaron saltar la doble valla de seis metros de altura cada una y se cree que sólo la mitad lo consiguieron.