Apenas da tiempo a preguntar si un alimento puede causar la muerte y un experto como Javier García, profesor de técnicas de alimentación de la universidad Pablo de Olavide afirma que es prácticamente imposible. Javier lo tiene claro, ni siquiera aunque ese alimento entre en contacto con productos químico como los de la limpieza, porque tendrían que ingerirse dosis muy altas de ese producto para que sobrevenga la muerte.