En vivo y en directo... y ésta vez es literal, Radio Televisión Valenciana retransmite su propia agonía. El anuncio de cierre ha hecho aflorar la versión más crítica de los profesionales del medio, ha movilizado la calle y ha rearmado a la oposición.