José Bretón, condenado a 40 años de cárcel por el asesinato de sus hijos, Ruth y José, ha sido transladado desde la prisión de Alcolea hasta la Prisión de Villena (Alicante). Instituciones penitenciarias considera que el parricida no se adapta a sus circunstancias de internamiento y prefiere mantenerle en régimen cerrado, aislado y con mayor control y vigilancia. El 21 de octubre cumplirá dos años en prisión.