La presidenta de Castilla la Mancha, María Dolores de Cospedal, ha interrumpido momentáneamente sus vacaciones. Lo ha hecho para, entre otras cosas, presidir un Consejo de Gobierno extraordinario en Ciudad Real. Pero es que la semana tiene otra cita importante para ella. En su calidad de secretaria general del PP, tendrá que declarar el miércoles ante el juez de la Audiencia Pablo Ruz como testigo en el 'caso Bárcenas'.