La delegación española con cinco ministros, nueve exministros de exteriores y 27 empresarios se mezcló con el cuerpo diplomático de Marruecos al completo en un gesto más de respeto y amistad al rey español.