Cerca de 300 personas procedentes de toda Catalunya y convocadas por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca han tomado esta mañana una sucursal bancaria en Sabadell para exigir a la entidad que negocie con los clientes que están a punto de ser desahuciados.