El senador del Grupo Parlamentario Socialista, Emilio Álvarez Villazán, se alinea con los alumnos que decidieron protestar en su graduación, al no darle la mano al ministro, dotando de motivos a su reacción por el recorte de las becas, entre las reformas de la nueva Ley. El ministro contesta, asegura que fue una ‘pequeña minoría’ y esquiva el tema: “Se comportaron con un nivel de educación que no voy a calificar”.