La Audiencia de Córdoba ha permanecido acotada y rodeada en la primera mañana de juicio contra José Bretón. La policía le ha introducido en un furgón cerrado. Para evitar influir en el jurado, al juicio no han acudido ni familiares ni amigos de la madre de los niños.