José Antonio Monago ha anunciado hoy en el Debate sobre la Orientación de la Política General del Ejecutivo Regional, que bajará los impuestos a los extremeños con rentas inferiores a 24.000 euros anuales. Esta bajada afectará al 90% de los contribuyentes de la comunidad. Con ello, el presidente de la Junta de Extremadura pretende devolver diez millones de euros a los ciudadanos.