La Ley de Transparencia es una 'ley estrella' del Gobierno en la que está implicada de lleno la vicepresidenta. Soraya Sáenz de Santamaría explicaba la presencia del presidente Mariano Rajoy en la votación "para impulsar, vigilar y proponer" dada su condición de antiguo ministro de Administraciones Públicas. Redactada a priori para las administraciones públicas ahora se amplía a partidos políticos, sindicatos, organizaciones empresariales y la Casa Real. Hoy pasaba trámite parlamentario. Los socialistas han presentado enmiendas parciales pero el resto de grupos la habían enmendado en su totalidad. Hasta que ocurrió esto. La vicepresidenta anuncia un cambio. El responsable de controlar la aplicación de la ley no será el Ministerio de Hacienda. Será un órgano absolutamente independiente, lo que provocado que PNV y CiU anunciaran la retirada de sus enmiendas a la totalidad. El Gobierno ce