Cuatro personas han sido detenidas como resultado de una operación contra la mafia rusa en el Ayuntamiento de Lloret de Mar, en Girona.. A la cabeza el empresario ruso Andrei Petrov, que presuntamente blanqueó más de 50 millones de euros invirtiendo en todo tipo de negocios locales, desde una churrería hasta una gasolinera. En los registros que durante toda la mañana ha estado realizando la Guardia Civil en el consistorio se analizan permisos de obra y otros documentos. Además del empresario ruso, su mujer y su padre, ha sido detenida una arquitecta de Lloret, en cuyo estudio también se han realizado registros.