Las protestas de los clientes contra sus entidades dan paso a las de los propios empleados de la banca. Hay casi 20.000 puestos de trabajo en peligro. Los empleados de Bankia se han concentrado frente al Banco de España contra los 6.000 despidos que hoy se han comenzado a negociar en la entidad. La imagen se ha repetido en otros puntos del país.