Centenares de personas han empezado a acercarse esta mañana al auditorio Marcelino Camacho de la sede de Comisiones Obreras, donde se encuentra instalada la capilla ardiente de Santiago Carrillo, que falleció ayer a los 97 años.