Este viernes, el PSE-EE ha inaugurado su nueva sede en Arrasate (Guipúzcoa) en un acto que ha sido también un homenaje a Isaías Carrasco, el ex edil socialista asesinado por ETA, y en el que el lehendakari, Patxi López, ha rechazado la vuelta a la etapa del plan Ibarretxe, "a un pasado de bronca permanente".