A día de hoy circular por una autopista se ha convertido en un lujo y con la subida del IVA mucho mas. Por poner un ejemplo, la AP68 desde Bilbao hasta Zaragoza, el sábado pasará de costar 29,90 euros a 30,70 euros. Es la tercera vez que suben su precio este año. Algo que se ha dejado notar en la AP7 a su paso por la Comunidad Valenciana, el 1 de septiembre costará 32 euros, cuatro más que el año pasado.