Los precios de los carburantes alcanzan máximos históricos. El litro de gasóleo cuesta de media un euro con 42 céntimos tras encarecerse casi un 2 por ciento esta semana. Su anterior récord lo marcó en marzo. La gasolina ha llegado al euro y medio, después de subir prácticamente un tres por ciento. Es su precio más alto desde el pasado mes de abril.