Con mano de acero y sin piedad, la agencia de calificación de riesgos Moody's ha decidido rebajar la nota de la banca española. Descalificación que deja al nivel del bono basura a la mayor parte del sistema financiero de nuestro país. Sólo se salvan las tres mayores entidades: Santander, BBVA y La Caixa.Varapalo que llega justo después del que el Gobierno cursara a Bruselas la petición formal de rescate para la banca y tras una jornada bursátil para olvidar. La bolsa española registró ayer su segunda mayor caída del año.