Francisco Camps y Ricardo Costa han sido hoy declarados inocentes del delito de cohecho impropio que se les imputaba por haber aceptado presuntamente regalos de la trama Gürtel, en el juicio que se seguía contra ellos por el llamado 'caso de los trajes'.