El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que tomo la decisión "dura y dolorosa" de subir el IRPF de forma temporal los próximos dos años porque era una medida "absolutamente imprescindible para salir de la espiral en la que podíamos caer".