En sus más de 40 años de historia, la banda terrorista ETA ha asesinado a 856 personas.