Continúan en paradero desconocido las dos cooperantes españolas secuestradas ayer en Kenia, muy cerca de la frontera con Somalia. Las autoridades del país, que han montado un dispositivo de búsqueda, atribuyen el secuestro a un grupo terrorista vinculado a Al Qaeda. Mientras, en el Ayuntamiento de Palafrugell, Girona, de donde es natural una de las mujeres, se centran en dar apoyo a la familia.