Agentes de la Policía Nacional han desarticulado un grupo organizado responsable de medio centenar de robos con fuerza en viviendas de la provincia de Alicante y de la Región de Murcia. Los efectivos policiales han detenido a quince personas, entre los integrantes de la banda y los receptores de los objetos robados.