El centro de Madrid está volcado en la Jornada Mundial de la Juventud que ayer quedó inaugurado con una misa multitudinaria. Hoy sus participantes tendrán sesiones de catequesis, entre otras actividades, pero también habrá movimiento entre sus detractores. Esta tarde, a las siete y media, habrá una manifestación laica para reclamar que no se mezclen los asuntos de Estado con los asuntos religiosos. Bajo el lema "de mis impuestos, al papa cero", marcharán desde la plaza de Tirso de Molina. Se espera que acudan unas 5.000 personas. La marcha ha recibido el apoyo de aproximadamente un centenar de asociaciones y de varias asambleas del Movimiento 15M.