En Barcelona los indignados se han dirigido hoy al Parlament, en el Parque de la Ciudadela, donde a partir de mañana se debaten los presupuestos. Los manifestantes han ido hasta la sede del Parlamento catalán con pancartas y entonando las protestas que motivaron la acampada en la Plaza de Catalunya hace ya casi un mes. Además, piden la dimisión de Felip Puig por el brutal levantamiento de la acampada en la ciudad condal. Sin embargo, al llegar, se han encontrado con que la Policía había cerrado las inmediaciones del Parlament donde pretendían celebrar la protesta.